BLOGSalud   Educación   Música   Deporte   Mujer   Artículos   Prensa   Agenda

7 hábitos para ser feliz

Todo tiene un precio. ¿La felicidad también? ¿O es gratuita, la traemos de serie al nacer, y lo que sucede es que la malgastamos a todas horas? Existen 7 hábitos que te ayudarán a lograrla. ¿Quieres saber cuáles son?

Son varios los libros que me han ayudado en la vida. Desde que pasaron por mis manos tengo más de una religión. Así fue como me convertí en "coveyista" al leer  "Los siete hábitos de la gente altamente efectiva", de Stephen Covey. A todas las personas que lo hayan leído les recomiendo que le den una segunda lectura a la menor oportunidad y si ya lo han hecho que le den otro buen repaso. A quiénes aún no sepan de qué libro les hablo, a esas personas les pido, por favor, que interrumpan la lectura de este post y anoten como próxima tarea importante ¡leerlo!

En primer lugar me gustaría llamar la atención sobre una de las palabras del título: EFECTIVA. Covey podría haber utilizado otras palabras como EFICIENTE o EFICAZ. ¿Sabes la diferencia que existe entre ellas? Resulta interesante aprender a distinguirlas y cuestionarte cuál de ellas define mejor tu forma de proceder. Para ello te invito a leer el siguiente artículo de José Miguel Bolívar. 

¿Lo has leído? ¿Y qué has descubierto sobre tí? ¿Eres una persona eficaz, eficiente o efectiva? Covey nos ofrece la posibilidad de sacar lo mejor de nosotros mismos, con efectividad, desde sus 7 hábitos que son:

1. Ser proactivo: deja de quejarte y actúa, cambia lo que no te gusta.
2. Empezar con un fin en mente: fuera dispersión y hazte un plan de acción. 
3. Primero lo primero: el "Primero la obligación y luego la devoción" de toda la vida.
4. Pensar en ganar/ganar: todos podemos ganar incluso en un mundo tan competitivo como el nuestro.
5. Primero comprender y luego ser comprendido: escuchar, que no oír, antes de hablar. 
6. La sinergia: unamos nuestros puntos fuertes y serán menos numerosos los débiles.
7. Afilar la sierra: antes de seguir párate, escúchate, siente tu cuerpo, respira, cuídate.

En los tres primeros nos invita a revisar nuestro interior, nos ayuda a conseguir una mejora personal, lo que él define como victoria privada. Tras ella será más fácil lograr, con los tres siguientes, lo que él llama victoria pública. Y todos esos hábitos están coronados por el 7º, mi preferido, que supone la renovación, al que cada día dedico más tiempo y con el que estoy consiguiendo la vida que quiero. 

Muchas de las personas que conozco que han leído este libro están...en la mediana edad, en ese momento en el que empiezas a hacer balance de tu vida, comparas tus sueños de juventud con los logros de la madurez. y...ya se sabe, las comparaciones son odiosas. De todos modos, incluso cuando el balance resulta positivo, lo cierto es que en esa etapa de la vida, a muchas personas, cada vez más creo yo, les entran unas imperiosas ganas de cambiar, de mejorar, de aprovechar cada uno de sus días al 1000% (sí, al 1000). Muchas de ellas han formado una familia o se dedican a la enseñanza y tienen peques a los que desean un futuro mejor que el propio por lo que se esmeran en infundirles todos los beneficios de los 7 hábitos. 

A esas personas les recomiendo que se ayuden de los dos libros que escribió Sean Covey, uno de los hijos de Stephen y que consisten en adaptaciones del best seller de su padre, tanto para jóvenes como para peques. El primero de ellos, "Los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos", resulta muy útil en varios sentidos: 

- es una lectura que ayuda a transitar por la pubertad y adolescencia de una forma mucho más tranquila.

- para los adultos supone una valiosa herramienta con la que ponernos en su piel y comprender sus incertidumbres.


Teniendo en cuenta que gran parte de la sociedad vive en un permanente estado de adolescencia, incluso mucho más allá de la edad que se asigna a esta etapa de la vida, leer la adaptación de los 7 hábitos dedicada a los adolescentes puede ser una forma mucho más fácil de asimilar la esencia y los contenidos de esta sabiduría. Puede ser el primer libro con el que esos adultos con alma de adolescentes se inicien en su propio proceso de cambio. 

Es más, me temo que no caigo en la exageración al afirmar que buena parte de la sociedad ya no llega ni a la adolescencia perpetua y de lo que adolece en realidad es de infantilidad. Así que les vendrá de perlas conocer el siguiente libro: "Los 7 hábitos de los niños felices". En este libro encontramos: 

- 7 pequeños cuentos, uno por cada hábito, con simpáticas ilustraciones de Stacy Curtis.

- El Rincón de los padres, con unas cuantas preguntas propuestas para formular y plantear a los peques.
En el libro de los adolescentes, Sean Covey mantuvo en el título el término de efectividad que usó su padre en el original. En cambio para la adaptación infantil prefirió sustituirlo por la felicidad, resultando así un título mucho más amable. Supongo que a más de una persona no le habría molestado mantenerlo igual. Después de todo, como decía antes, mientras la sociedad está infantilizada a nuestros peques les exigimos una madurez cada vez más precoz. En realidad lo que buscamos todas las personas es la felicidad. ¡Y la tenemos! ¡Desde que nacemos! Los 7 hábitos de Covey, en la versión que tú prefieras, te ayudan a dejar de desperdiciar tu felicidad innata.

La primera edición del libro tuvo lugar en el 1989. Desde entonces su autor, siguiendo sus propios principios, continuó evolucionando y trabajando en su crecimiento personal, llegando a contemplar un 8º hábito: Encontrar tu propia voz e inspirar a otras personas a encontrar la suya. Eso es lo que hago en mi día a día, en mi aula de clarinete (así es cómo he empezado mis clases este curso) , es la base de mi Proyecto Postura sana, de todas las acciones que le dan forma, con las que invito a todas las personas que se cruzan en mi camino a probar los beneficios de esa forma de entender la vida. 

Ambrose Bierce ya lo dejó claro en su frase: "Si deseas que tus sueños se hagan realidad, ¡despierta! 

Mientras te desperezas...¡Mucha música y mucha salud! 



Deje su comentario